LA ANUNCIACIÓN DESDE SUS . . ORÍGENES

La Anunciación nace de un desafío vocacional y de la acción misionera que desde espíritu contemplativo y la vivencia especifica del Evangelio, el Espíritu de Dios obra en Madre María para acrecentar en ella el ardor apostólico que la lleva a un compromiso con los más pobres y marginados de la época en Medellín, formando una escuela de catequesis, donde las prepara para que sean multiplicadoras del anuncio de la Buena Nueva. El Corazón de Jesús la invita a realizar su obra de la Anunciación para acoger a muchas jóvenes humildes, sencillas, sin distinción de raza y condición social, que no eran recibidas en los Institutos de Vida Religiosa de la época: “Hay muchas jóvenes, tesoros ocultos, que por sus condiciones sociales no son recibidas en otros Institutos” (1ª. Const. 1957). Hoy esta vivencia y experiencia espiritual la reconocemos como Carisma Fundacional.


0 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now